Fue Jaime Torres Bodet durante su segundo periodo como secretario de Educación, que inició en 1959 la política de libros de texto gratuitos en México. Desde ese año, cada ciclo escolar se imprimen millones de ejemplares para los niños de todo el país.