Metodología Montessori
Contáctanos

La mente absorbente de los niños

La mente de los niños posee una capacidad maravillosa y única: la capacidad de adquirir conocimientos absorbiendo con su vida síquica. Lo aprenden todo inconscientemente, pasando poco a poco del inconsciente a la conciencia, avanzando por un sendero en que todo es alegría. Se les compara con una esponja, con la diferencia que ésta, tiene una capacidad de absorción limitada, la mente del niño, en cambio,  es infinita. El saber entra en su cabeza por el simple hecho de vivir.

Se comprende así que el primer período del desarrollo humano es el más importante. Es la etapa de la vida en la cual hay más necesidad de una ayuda, una ayuda que se hace, no porque se le considere un ser insignificante y débil, sino porque está dotado de grandes energías creativas, de naturaleza tan frágil que exigen, para no ser menguadas y heridas, una defensa amorosa e inteligente.

Los períodos sensibles

Son períodos en los cuales los niños pueden adquirir una habilidad con mucha facilidad. Se trata de sensibilidades especiales que les permiten, ponerse en relación con el mundo externo (y en algunos casos internamente también) de un modo excepcionalmente intenso,  son pasajeros y se limitan a la adquisición de un determinada capacidad que inicia ahí su proceso de desarrollo.

El ambiente preparado

Se refiere a un ambiente que se ha organizado cuidadosamente para el niño, diseñado para fomentar su auto-aprendizaje y crecimiento. En él, se desarrollan los aspectos sociales, emocionales e intelectuales y responden a las necesidades de orden y seguridad. Las características de este Ambiente Preparado le permiten al niño desarrollarse sin la asistencia y supervisión constante de un adulto.

El diseño de estos ambientes se basa en los principios de simplicidad, belleza y orden. Son espacios luminosos y cálidos, que incluyen lenguaje, plantas, arte, música y libros.

El salón es organizado en áreas de trabajo, equipadas con mesas adaptadas al tamaño de los niños y áreas abiertas para el trabajo en el suelo. Estanterías con materiales pertenecientes a dicha área de desarrollo que rodean cada uno de estos sectores. Los materiales son organizados de manera sistemática y en secuencia de dificultad.

El rol del adulto

El rol del adulto en la Filosofía Montessori es guiar al niño y darle a conocer el ambiente en forma respetuosa y cariñosa. Ser un observador consciente y estar en continuo aprendizaje y desarrollo personal.

El verdadero educador está al servicio del educando y, por lo tanto, debe cultivar la humildad, nosotros, los adultos, debemos de descubrir y corregir  nuestros defectos para enfrentar al niño con un corazón puro y una nueva imagen. Esto no significa que debemos llegar a ser perfectos, sino que debemos ser más conscientes de nuestras debilidades y no dejar que estas se interpongan en la relación entre nosotros y el niño.

Nuestra relación con ellos debe basarse en el respeto, la confianza y la colaboración. Debemos tener fe en que los niños tienen en ellos, todas las herramientas para crecer y florecer, debemos ser capaces de imaginar siempre el “final feliz” de un niño, su evolución natural positiva.

Y así caminar junto al niño, aprender de él y juntos formar comunidad.

Material Montessori

El material Montessori se basa en principios pedagógicos muy específicos, ya que María Montessori lo diseño para responder a necesidades concretas y, además, está estructurado para alcanzar objetivos específicos.

01.

Partiremos de un material que ayudará en las primeras experiencias sensoriales, a progresar siguiendo el desarrollo del niño.

02.

Cada elemento permitirá al niño darse cuenta de cuál podría ser la ruta correcta, con un control de error autónomo.

03.

Cada parte del material también permitirá seguir diferentes caminos dependiendo del niño y sus habilidades iniciales.

04.

El niño podrá elegir el material que se utilizará en el camino del aprendizaje.

05.

Siempre recordamos los principios de la libertad Montessori.

06.

El adulto tendrá el papel de compañero en el uso del material, pero tendrá que limitar su interferencia.

Áreas de Montessori

ÁREA SENSORIAL

El área sensorial se centra en los sentidos de los niños, quienes a través de la estimulación pueden volverse más sensibles y conscientes de los pequeños detalles que los rodean, desarrollando una percepción y concentración más sutiles y aprendiendo a notar las diferencias. Las cualidades como peso, colores, formas, tamaños, sonidos, olores y sabores son las características principales.

En resumen, los ejercicios del área sensorial se centrarán en entrenar los cinco sentidos, la vista, el tacto, el olfato, el gusto y la audición, incluso llegando a estimular la destreza y coordinación  fina a través del movimiento y el tacto.

VIDA PRÁCTICA

Junto con el área sensorial son las de mayor importancia, ya que la independencia del niño es el pilar en el que siempre se ha basado la pedagogía Montessori. 

Los niños en una escuela Montessori aprenden a usar y entrenar su destreza, a expandir su capacidad de concentración, a familiarizarse con sus habilidades y a creer en ellas. En este sentido, la escuela Montessori siempre propone actividades que reflejan un poco de la vida cotidiana que el niño puede enfrentar para poder hacer frente a la situación y sobrevivir. Una capacidad que se necesita de inmediato, pero que resultará en algo aún más positivo en la vida adulta.

ÁREA DEL LENGUAJE

La escuela Montessori fomenta el desarrollo de habilidades literarias desde una edad temprana, incluso antes de la escuela primaria, mediante el uso de sonidos fonéticos. Inmediatamente, los niños son estimulados escuchando las palabras, para crear una familiaridad con los sonidos en ellas. El vocabulario se enriquece, las habilidades de escucha se implementan, las letras comienzan a reconocerse y escribirse inmediatamente para lograr una gran capacidad de escritura, gramática y lectura (especialmente en silencio).

En la Escuela Montessori, el niño aprenderá la forma de las letras, muchas palabras nuevas, la gramática básica, la estructura de las oraciones y la composición de los períodos, para crear una base muy sólida para el futuro.

ÁREA MATEMÁTICA

Permite el uso de materiales concretos para reconocer cantidades y números, para aprender a comprender cómo un símbolo indica algo concreto. En la práctica, entonces, se anima a los niños a intentarlo nuevamente hasta que realmente se les haya creado un concepto, para pasar a una nueva actividad solo cuando hayan comprendido individualmente la anterior hasta el final.

Las actividades se dividen en conteos, en el aprendizaje del sistema decimal, en el trabajo de memorización, en la abstracción del hormigón, en las operaciones aritméticas y en el estudio de la geometría.

ÁREAS CULTURALES

El área de cultura de un aula acompaña una variedad de materias que complementan el método Montessori.  Las materias culturales incluyen: Geografía, Zoología, Botánica, Ciencia, Arte, Música e idiomas, que acercan al niño. Los niños aprenden sobre las diferencias entre las culturas del mundo y nuestro perennemente cambiante medio ambiente.

La geografía le permite desarrollar un claro sentido de orientación espacial y le da una consciencia global.

El propósito principal del área de ciencias es agudizar la observación de los niños y extender el mundo que les rodea a través de actividades que involucran las áreas de biología y física. El niño explora conceptos básicos sobre cuerpo humano, plantas, animales, ecosistemas, conservación y cuidado del ambiente.

En el ambiente Montessori el área de arte es fundamental: el niño tiene la oportunidad de expresar sus sentimientos e ideas con libertad, desarrollando así su creatividad y sensibilidad, donde lo importante no es el resultado de la creación sino el proceso que vive al realizarlo. Es fundamental permitirle al niño experimentar y fluir libremente para que descubra, admire y se asombre. El desarrollo del área artística trae innumerables beneficios intelectuales, sociales y emocionales del niño.

área sensorial

El área sensorial se centra en los sentidos de los niños, quienes a través de la estimulación pueden volverse más sensibles y conscientes de los pequeños detalles que los rodean, desarrollando una percepción y concentración más sutiles y aprendiendo a notar las diferencias. Las cualidades como peso, colores, formas, tamaños, sonidos, olores y sabores son las características principales.

En resumen, los ejercicios del área sensorial se centrarán en entrenar los cinco sentidos, la vista, el tacto, el olfato, el gusto y la audición, incluso llegando a estimular la destreza y coordinación  fina a través del movimiento y el tacto.

Vida Práctica

Junto con el área sensorial son las de mayor importancia, ya que la independencia del niño es el pilar en el que siempre se ha basado la pedagogía Montessori.

Los niños en una escuela Montessori aprenden a usar y entrenar su destreza, a expandir su capacidad de concentración, a familiarizarse con sus habilidades y a creer en ellas. En este sentido, la escuela Montessori siempre propone actividades que reflejan un poco de la vida cotidiana que el niño puede enfrentar para poder hacer frente a la situación y sobrevivir. Una capacidad que se necesita de inmediato, pero que resultará en algo aún más positivo en la vida adulta.

ÁREA DEL LENGUAJE

La escuela Montessori fomenta el desarrollo de habilidades literarias desde una edad temprana, incluso antes de la escuela primaria, mediante el uso de sonidos fonéticos. Inmediatamente, los niños son estimulados escuchando las palabras, para crear una familiaridad con los sonidos en ellas. El vocabulario se enriquece, las habilidades de escucha se implementan, las letras comienzan a reconocerse y escribirse inmediatamente para lograr una gran capacidad de escritura, gramática y lectura (especialmente en silencio).

En la Escuela Montessori, el niño aprenderá la forma de las letras, muchas palabras nuevas, la gramática básica, la estructura de las oraciones y la composición de los períodos, para crear una base muy sólida para el futuro.

ÁREA MATEMÁTICA

Permite el uso de materiales concretos para reconocer cantidades y números, para aprender a comprender cómo un símbolo indica algo concreto. En la práctica, entonces, se anima a los niños a intentarlo nuevamente hasta que realmente se les haya creado un concepto, para pasar a una nueva actividad solo cuando hayan comprendido individualmente la anterior hasta el final.

Las actividades se dividen en conteos, en el aprendizaje del sistema decimal, en el trabajo de memorización, en la abstracción del hormigón, en las operaciones aritméticas y en el estudio de la geometría.

ÁREAS CULTURALES

El área de cultura de un aula acompaña una variedad de materias que complementan el método Montessori.  Las materias culturales incluyen: Geografía, Zoología, Botánica, Ciencia, Arte, Música e idiomas, que acercan al niño. Los niños aprenden sobre las diferencias entre las culturas del mundo y nuestro perennemente cambiante medio ambiente.

La geografía le permite desarrollar un claro sentido de orientación espacial y le da una consciencia global.

El propósito principal del área de ciencias es agudizar la observación de los niños y extender el mundo que les rodea a través de actividades que involucran las áreas de biología y física. El niño explora conceptos básicos sobre cuerpo humano, plantas, animales, ecosistemas, conservación y cuidado del ambiente.

En el ambiente Montessori el área de arte es fundamental: el niño tiene la oportunidad de expresar sus sentimientos e ideas con libertad, desarrollando así su creatividad y sensibilidad, donde lo importante no es el resultado de la creación sino el proceso que vive al realizarlo. Es fundamental permitirle al niño experimentar y fluir libremente para que descubra, admire y se asombre. El desarrollo del área artística trae innumerables beneficios intelectuales, sociales y emocionales del niño.

Estudiantes

Padres de Familia

Años de experiencia

generaciones

Contáctanos

Dirección:

Calle 1H #302 x 42 y 44 . Fracc. Campestre C.P. 97120 Mérida, Yuc.

Teléfono: (999) 944 8588 y (999) 927 3800

Correo:  montessorideyucatan@hotmail.com